Ya varios saben, mi hermana escribe en este Weblog-   poco a poco se gana su espacio,   esta mandando información permanente.

Hace unos días falleció un amigo mió y de mi familia, ella le escribe en este post, donde muestra su historia particular»…su forma de querer y amar.

Mi compartir con él.

okHace unos pocos años, en un país centroamericano bajo un sol radiante y con muchos árboles nació un pequeño niño»…después de algunos días llegó a su país, siendo esperado por todos sus seres queridos, dentro de su puño apretado traía un montón de sueños y esperanzas»…
Cuando le ví por primera vez, se robo mi corazón y así comenzamos a engancharnos yo de él y él de mi»…le enseñe a balbucear sus primeras palabras, luego sus primeros pasos y así por mucho tiempo.
Así comenzó a crecer, sus ojos se hicieron grandes e intensos, pero detrás de su mirada había humildad y una transparencia que era muy penetrante.
Su encanto y su alegría eran incomparables y ni hablar de ese ángel que envolvía donde nada ni nadie podía decirle que no, nadie podía negarse a algún requerimiento de él»…simplemente era a todo que sí»…su magia siempre terminaba por cautivar.
Así pasamos algún tiempo, entre mi casa y la de él»…siempre abrazándonos y queriéndonos, hasta que un día por caprichos de la raza humana no lo ví más»…
Fueron años sin saber de él, pero de pronto apareció y ahí estaba radiante, guapo y ya era todo un hombre. Nuestro encuentro fue como si nunca nos hubiéramos separados, su sonrisa era la misma de cuando tenía un año y sus abrazos con el mismo cariño de de antes.
Nada cambio el amor entre los dos no se había apagado estaba ahí, simplemente dormía»…
Así transcurrieron los años, ahora estábamos conectados siempre juntos, pero nuevamente la sombra de la separación apareció, un día la enfermedad y la muerte se presentaron   con su oscura intromisión, pero   juntos comenzamos   a batallar no nos entregaríamos tan fácilmente y así fue día tras día, él con su fuerza y voluntad, yo con mi energía y mis rezos»….
Ahora ya no está,   la muerte se lo llevo, Dios dijo que los ángeles deben estar en el cielo, para quienes le conocimos supimos desde siempre que era un ángel, toda la fuerza y la voluntad que tuvo la dejo para nosotros, mi energía y mis rezos se multiplicaron y creo que no fueron en vano porque ahora siento que esta siempre conmigo.
á‰l ahora viste de ángel y su cuerpo ya no tiene dolor, también sé que nos volveremos a encontrar y nuevamente nuestro amor estará en suspensión»…

Te recuerdo, te tengo presente Ignacio Poblete Figueroa.

Patricia

Tags: , ,

Sin comentarios, anímate!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.