Monthly Archives: febrero 2010

Lo soñé apretado de tú cintura.

Encontré otro, otro de esos momentos donde mi mundo se encierra en un segundo.
Desde niños buscamos las   cosas que nos generan placer y durante toda la vida luchamos buscando esos momentos.

Un cabello se asoma tímido,
El movimiento de las manos es sutil y coordinado.

El viento pasa raudo susurrando historias.
Los amarillos son justos y precisos   acompañantes.

Ella quería el viento en su cara, quería la libertar en dos manos, años que soñó, años donde busco el refugio en otras historias, años soñando su propio viento, su íntimo viaje constante y permanente. El motor le ronronea cerca del corazón, ahora ya no puede evitar mirar cuando escucha a otro de los suyos practicando el mismo escape.
Su forma de pensar ha crecido, ahora va a otra velocidad por la vida.

Ella aun no le pone nombre,
No le dice como la llamara
Ella, la otra, siempre responde ronroneando en su calidez
Ayer toque otro de esos segundos eternos
De esos momentos raros de disfrute


Ayer soñé otro viaje
Ayer fue simple.
Lo soñé   apretado de tú cintura.

Nick del msn de alguno de mis amigos: Colo Colo, compañero de esta vida!

Quien como tú!

Trato de vivir mis día a día   con pasión, una pasión que viene desde la guata y se deposita constantemente en una sonrisa, trato de moverme por sentimientos potentes, llenos de calidez y vida, esa vida que tanto nos hace falta, muchas veces pierdo las ganas, pero las vuelvo a retomar cuando ensayo con mis amigos y los ritmos africanos de los tambores vuelven a mover mi estomago, a emocionar y erizar mi piel, es algo por lo que lucho, desde donde construyo el mundo que yo quiero, el Chile que me importa. Ahora prontamente iniciare un nuevo viaje al Norte Argentino, muchos me dices “Quien como tú” o “La suerte tuya”, y siempre tengo que aclarar que no es ni lo uno ni lo otro, sino la vida que con todos sus sacrificios y beneficios decido vivir, que yo tomo, no que me imponen, es complicado trabajar y procurar los medios para salir de vacaciones como lo hago, además se debe ser aperrado, la mayoría de la gente que me dice eso no durarían ni un día con el peso de la mochila, como cuando camine 7 horas diarias con 15 kilos en la mochila para completar la ruta en Torres Del Paine. (Fotos acá) Vivo la vida que quiero y mis sueños los mantengo, se caen y siempre estoy listo para ayudarlos a ponerse de pie nuevamente.

“LA LUCHAS ES Y CONTINášA”

Nick de msn de alguno de mis contactos: Quiero frío!… me tiene chata la caloreee.

Donde estarás chinita?

Para mi no eres ni una luz, ni una estrella, ni un ángel que me cuida, simplemente eres una amigo que ya no veo, que esta lejos y en algún lugar lo volveré a topar.
Pasamos muy bien elaborando teorías sobre chicas   o compartiendo la música que a los dos nos gustaba, recuerdo cuando fuiste a ver a PDLA y vimos a “Crea,” que alucinados quedamos!!!, ese día caminamos mucho.

Recuerdo el día que tú Mamá me contó la historia de la chinita! Ella dijo algo así como: estábamos en la mesa   hablando de que nos gustaría ser cuando ya no estemos, y todos decíamos   un animal y “Nachito” con mucha convicción dice, YO QUIERO SER UNA CHINITA”….” Me imagino cuanto se rieron cuando dijiste eso!!   yo me reí un montón cuando me contaron y estabas presente y dije “como dices eso CTM” ? y pregunte por que “Chinita”!!!,   tú explicación fue que en “Bichos” la película salía una “CHINITA” macho bastante rudo”… ahora, después que me   contaron la historia te moleste mucho, sé que al principio no te gusto, pero poco podías decirme, intentaste buscar algo con que molestar, preguntaste   y preguntaste, intentaste idear una forma para que yo me enfadara, han pasado tantos días que los contamos en un año desde que partiste, con mis amigos de la batu, tocamos en tú funeral, tal como querías, Seba que es amigo de las tablas armo un monologo que tanto te gustaban, me hubiese gustado haber dicho más, o talvez haber conversado de otra forma, hoy recuerdo lo que me querías de niño, cuando te acostaste juntos a mi debajo de la tapas con tus botas embarradas, o simplemente tomabas leche mirando el festival de los robots. Hoy ya no estás, hace un año que te fuiste, no siento tu partida como una perdida, ya no quería que sufrieras más, se que diste la pelea, no resulto y ahora quien sabe donde andarás!. Me hubiese gustado haber dicho más y mejores cosas. Pero ya no vale lamentar, ya la chinita saco sus alas y alzo el   mágico vuelo.

Hace un año escribí algo relacionado:   Acá, acá, acá!

Escribi

Nick del msn de alguno de mis contactos: “Todos los días sale el sol”