Monthly Archives: diciembre 2012

Un viaje cargado a la magia…

IMG_7002Pedalear por placer…

Esa es una completa definición de lo que fue viajar desde Pte Alto hasta Valparaíso en cleta.

Aprovechando el feriado religioso de “Lo Vásquez” nos lanzamos directo a Valpo, fuimos  un grupo armado entre los amigos de amigos, siete era nuestro pelotón que paso raudo por la Alameda a 20k en promedio, los autos evitan a grupos de ciclistas y dan la distancia necesaria para poder movernos con menos miedo pero con la misma precaución, la suma es cientos y cientos, la Alameda se tiñe de compañeros de ruta y destellos de pequeñas luces blancas y rojas por todos lados.

Enfilar de madrugada y ser miles los que pedalean es una experiencia enriquecedora, la  fuerza mental, los amigos y el training son fundamentales para que el viaje de 120k desde Plaza Italia no sea un fracaso a medio camino por falta de fuerzas, por mantener mal tu querida cleta o simplemente por no llevar el abrigo necesario.

En cada salida de túnel el frío era rudo, pero las cientos de luciérnagas que veías bajando a todo lo que les permitía su cleta era mágico y  bello. Titilando la luces traseras parecía miles de bichitos rojos en el aire que te invitaban a pedalear para pronto alcanzarlas, una vez que pasabas a alguno, dos te pasan a ti, a ese ritmo el frío prontamente está en segundo plano y lo único que querías era viajar más cerca del  viento.

Son  cientos los  escarabajos rojos que suben poco a poco  las cuestas, mirarlos te da ánimo para continuar, ver la columna de la izquierda subir más rápido que la derecha hace que no te desalientes y tomes fuerzas para subir,  muchos se bajan, nosotros solo parábamos en las bajadas, nunca en la subida, por ahí  hacemos un alto en un puesto que fundamentalmente vende plátanos, estos a las 4am son una delicia para poder continuar con el pedaleo de madrugada.

Amanecer y el  frío en la carretera  pronto pasa con las subidas constantes, la cordillera de la costa a veces hace las cosas más complicadas, el cuerpo entra en calor prontamente,  el orgullo/cletero sale a flote para no bajar en casa subida que uno piensa es  la última. Veo a cientos caminar con sus cletas en las subidas, la charla constante hace que el viaje sea corto y entretenido, comentamos los arreglos nocturnos, tallas, historias y  las velocidades alcanzadas, esto es una tónica para medir el promedio del grupo de amigos de las cletas.

Muchos van muy preparados y no pueden con las subidas, otros tantos ni tan preparados hace el viaje completo,  tranquilos, sin tanta tricota, frenos de disco, marcas o llantas finas, acá lo que prima es la constancia en el pedalear, si estas acostumbrado a tu cleta y la mantienes, aunque sea de fierro llegaras al destino sin grandes problemas, en cambio por más que tengas la última generación en tu monita, si no haces cleta periódicamente, indiscutiblemente a mitad del camino estarás full sudando y lo más probable puteando porque no te dijeron de lo cansador que era o pensando que  subestimaste el tremendo viaje sobre pedales.

IMG_7160Pasando Lo Vásquez las subidas se suceden y el amanecer ya queda atrás, el sol nos pica la espalda y la ropa se va al bolso o la mochila, pensar en el desayuno en el Mercado nos hace pedalear a conciencia y pronto Valpo aparece ante nosotros, imponente con sus lluvia de colores y olores, la feria nos recibe armándose y nuestra meta de huevos revueltos pronto se hace presente.

La playa llena de cletas es motivadora y lo es más el pedalear por el “Plan” de Valpo o junto a la costanera, mirando el puerto y las playas que rebosan en bikinis, cletas y toallas, pasamos el día en banda, llegamos a dormir al Centro Cultural Playa Ancha, donde funciona  Mil Tambores, ahí nos esperaba un colchón sacos de dormir y un descanso de 12 horas sin despertar!

Valpo/Viña es cerca, a los más 15 minutos en Cleta, pedalear muy cerca del viento salado es un tremendo agrado, raudo pasan las olas, raudos disfrutamos, Valpo/Viña/Valpo en esa estamos cuando llega la hora de volver… bus directo a Stgo, le sacamos una rueda y montamos la cleta directo al  maletero, llegamos a Stgo, el calor nos golpea, pero ya avanza la tarde… pedaleamos  al Forestal a jugar y ver jugar, malabarear un rato, de pasada nos pasamos a una gran feria de las pulgas  en Plaza Brasil y luego terminé bailando a Juana Fe al frente del Bellas Artes por una Patagonia sin represas…

IMG_7024  IMG_7215

 

 

 

Click en imagenes para ampliar

Por la cleta!

 

IMG_7190A pesar de haberse distanciado hace un buen tiempo, en su cabeza seguían girando los recuerdos de esas tardes infinitas en que pedaleaban juntos y distantes por la ciudad.
Inexplicablemente lo que había sido su principal placer se había transformado en su mayor dolor. Fue por ello que decidió equivocadamente dejar todo atrás, abandonando su bicicleta y los recuerdos en esa esquina donde acostumbraban encontrarse en la alegría de la  edad.

Hace rato…

 

…Y me saque los fonos para escucharte, en ese gesto no te diste cuenta lo importante que eras para mí, hace años que los llevo atornillados en la cabeza, hace años no miro a nadie, hace rato no escucho a nadie..

Las semillas no van al voleo.

 

Hace rato estamos armado una vida, una forma y un fondo, hace rato que doy una lucha que quiero y no la que me imponen, las herramientas, las busco, invento y trasformo, hace rato que me río de lo que quiero y cuando quiero…. hace rato que estoy en esto por un rato.