Monthly Archives: abril 2014

Un nudo

 

Abuela

 

 

 

 

 

 

Y bailo como pudo, lo intento sonriendo, llorando, alegre con su pañuelo en la mano y un aplauso de agradecimiento.

Ellos la miraron coquetos, ellas le dedicaron sus mejores pasos, se arrodillaron, la miraron y juntos, juntos bailaron…

(Un día de nudo en la garganta en Quinta Normal)

Nos falta

 

Regalamos atardeceres con el sol rojo de fondo, buscando amaneceres desde una carpa armada de noche sintiendo la brisa fría al abrir mirando la mar.

Adoramos la luz tenue, la noche silente, el violín gastado y las letras usadas en tanto papel guardado, así somos lo que nadie anda buscando, esperando llegar donde nadie nos esta aguardando para darnos despedidas por miles y que sean tantas como las caídas que hemos tenido.

Recordamos insomnios con historias de otros, con la guitarra colgando, con el pecho inflado de tanto respirar clarito, con el pensar pausado y los pies gastados de tantos sueños usados.

Nos falta luz para poder leer, nos faltan dientes para comer, dedos para contar y palabras para verbalizar, Espero sentir lo que escribo, degustar lo que leo, amar lo que hago, no olvidar lo que duele, cambiar lo malo, alabar lo bueno, sentir el agua fresquita en la piel, mirar de reojo al que va al lado y luego agarrar con la mano el color de la granada, degustarlo pepa a pepa y retozar mirando el pasado.

<3

 

Te quiero para un té, una risa, un beso y una vida.

Quiero preguntar:

 

Que haces con tus sueños sueltos, donde los guardas y cuales nunca dejas de pensar

Quiero preguntar; cuantos metros de papel te gusto y de cuantas formas crees que te pienso al hablar.

Quiero preguntar;  tímido y solapado,  si tan solo a veces me quieres cerca, por el olor, por las ganas y al recordar

Quiero preguntar mirando con la sabana a medio tapar, que haces con ese momento armado de tantas historias lanzadas al volar

Quiero preguntar si tus abrazos chorrean esperanza y  duran toda una vida para atesorar.

Quiero preguntar que haces cuando una de mis palabras te rosa al pronunciar…que haces cuando una de mis frases las haces tuya al pasar y que haremos cuando ya no nos llamemos y extrañemos el recuerdo de lo bien que era el estar

Declaración del no.

 

No tengo ropero ni dólares en el banco, no voy a matrimonios seguido ni tomo tour completos cuando viajo, los apellidos que tengo no son complicados de pronunciar, veo poca tele y casi no escucho radio, eso si, veo series pero no veo muchas pelis y nunca sé a que hora son estas en la tv.

Me meto en pocos problemas y si los tengo por lo general no son de mi parte, siempre trato de solucionar, si puedo lo hago, sino los dejos a un lado y trato que no me molesten, constantemente trato de crear y siempre sé que es algo que incomoda, de una u otra forma no paso desapercibido aunque muchas veces lo quiera. Me gusta el sonido de los tacos al pasar y casi siempre es inevitable mirar, pocas veces como con alguien que no me pueda hacer reír, disfrutar o aprender, ya que compartir el “pan y la sal” es un tema relevante para mí

El desorden siempre me toma por asalto y no solo por un rato, yo creo que muchas veces me secuestra. Compartir un momento con todos los que quise y querré será un sueño que escribiré constantemente, parece que no me gustan los jefes ni las tareas obligadas, he tratado de armar un mundo a mi medida y mis ganas, me río fuerte y constantemente de mi y de otros, mis faltas de ortografías son dantescas y si escribiera en papel mi lenguaje se reduciría a la mitad ya que la otra mitad no sé como se escribe.

Mis encuentros familiares son reducidos al mínimo, excepto con mi círculo pequeñito, mi hermana, mi vieja y mi sobrina, no tengo avales ni cuenta corriente, el año pasado la cerré para vivir más tranquilo, no compro casi nada si no es al contado, hablo con garabatos para poder expresar lo que realmente pienso, me gustan las charlas interminables que siempre me sacan una sonrisa al pensar en ellas,  no me gusta la gente que se corta las uñas cerca mío, acepto invitaciones y siempre trato de escuchar a todos ya que agradezco las confianzas ganadas a punta de sonrisa y decir lo que creo.

No tomo alcohol y bailo siempre que puedo, a veces lo hago solo en casa riendo de recuerdos o ideas futuras, cuando estoy cansado me gusta tirarme cuan largo soy, salgo las veces que puedo en cleta, a caminar, o por la vida, tengo una moto sin papeles al igual que hace unos años un escarabajo que me ayudo a recorrer un mundo sin ningún documento en regla, a veces pienso que podría pasarme una vida recibiendo cariño suave en el antebrazo al ritmo pausado del corazón.

No canto, no fumo, no rezo,  pero si  tengo claro que trato de estar siempre de paseo y no de paso…

Y así saltamos…

 

Pasamos de uno a otro…

De autos a cine…de cine a comida…de comida al viaje

Volvemos, nos agarramos del meñique y así nos movemos…del cielo a la tierra, al dinero, al amor, a la compra, al sueño, al cariño, a la sensación a la historia…

Fluye más rápido de lo pienso, hablamos más de lo que creemos, volvemos al punto de inicio y nos retrotraemos al punto que vamos…hablamos de lo que no sabemos, creamos lo que queremos y  claro…volvemos…

Volvemos a la risa constante, a la rapidez del sueño y la no comprensión del tiempo, un tiempo invertido de momento en un  espectacular  calidoscopio de sensaciones, sabores y colores.

Maravillados reímos al conectar y no sé si nos  damos cuenta de esta espectacular  realidad…volvemos a enlazar y a agarrar las ideas tan dispersas lanzadas sobre la meza al azar.

Agarramos palabras para compartir un momento guardado en nuestros sueños, las agarramos y desmenuzamos, a ellas que están  tan enfundadas en cariños gastados, al reír de vez en cuando encontramos algunas con sabor a otoño y  miradas con el color del llanto.

Y de hecho… así saltamos.

Y así volvemos