Monthly Archives: abril 2015

Quiero…

 

Quiero más jugos naturales y pisar menos líneas, contar menos cosas y planear menos lo que viene…

Quiero más libros, más sagas, más polerones, más tillas  y menos plata, quiero más risas y que el gato me haga caso algún día… quiero comer torta con papas fritas de envase , sumar teatro y arte a mis venas, al igual que  quiero más  canicas que siempre me encuentro caminando por todos lados.

Quiero tener una casa más grande para que todos quepan cómodos en mi cumple, que el té no se enfríe y pasar más tiempo cargando tambores para alegrar, primero a mi gente y luego al que escuche el sonido del corazón.

Quiero seguir atando recuerdos, quiero  más canas de historias, más besos por miles y mirar más caminatas de la mano.

Quiero sumar kilómetros a mis tillas y cansarme tanto de subir cerros para seguir queriendo subir, armar y desarmar la mochila para luego, bajar, bajar y bajar… para tener ganas de nuevo de: subir, subir y subir…

Quiero usar un lente trescientos para captar sonrisas de niños y hacer un nuevo álbum de chicas en la Convención de Circo  que ya es un clásico.

Quiero  hacer foco en cosas cercanas para perderme en la inmensidad de las lejanas… sumando recuerdos a la memoria que a veces de tanto reír y andar algo me falla.

Iniciando.

Desde hace unos domingos a unos 100 metros de mi casa ensayan unos cabros…una caja, una tercera y un repique…ensayan batuque, hace unos días los fui a mirar, los escuche y suenan super bien, sólo les faltan los “pulsos” y estarían perfect, ensayan bajo un árbol, con una botella de agua al lado y con las mochilas puestas, los miré un rato, me senté, tienen sonidos finos, rítmicos y afinados, me gusto escucharlos y sobre todo verlos felices, descubriendo…haciendo lo que les gusta.

Galeano por siempre.

“En un mundo de plástico y de ruido…quiero ser de barro y silencio”

No te enamores…

No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado, de una mujer que escribe…

No te enamores de una mujer culta, maga, delirante, loca.
No te enamores de una mujer que piensa, que sabe lo que sabe y además sabe volar; una mujer segura de sí misma.

No te enamores de una mujer que se ríe o llora haciendo el amor, que sabe convertir en espíritu su carne; y mucho menos de una que ame la poesía (esas son las más peligrosas), o que se quede media hora contemplando una pintura y no sepa vivir sin la música.

No te enamores de una mujer a la que le interese la política y que sea rebelde y sienta un inmenso horror por las injusticias.Una a la que le gusten los juegos de fútbol y de pelota y no le guste para nada ver televisión. Ni de una mujer que es bella sin importar las características de su cara y de su cuerpo.

No te enamores de una mujer intensa, lúdica y lúcida e irreverente.
No quieras enamorarte de una mujer así.

Porque cuando te enamoras de una mujer como esa, se quede ella contigo o no, te ame ella o no, de ella, de una mujer así, JAMAS se regresa.

Martha Rivera Garrido
Poeta Dominicana

Amar y caminar contentos.

…los amigos que luchan por su arte, que dedica su vida por lo que aman y se dan el tiempo de caminar contentos con sus sueños a cuestas…

Klan Zinho lo hacemos todos. Los que tocan, los que nos ayudan en la casa, con el almuerzo, el aseo, con los tambores, con el amor y las ganas… Klan Zinho somos todos, todos los que aman el tambor y no miran por sobre el hombro a nadie, los que dan la mano, los que se detienen a enseñar en algún lado o aprender de otros…Klan Zinho somos los que creemos que se puede cambiar el mundo, el propio el del otro,del vecino del amigo…Klan Zinho somos todos, los amigos que luchan por su arte, que dedica su vida por lo que aman y se dan el tiempo de caminar contentos con sus sueños a cuestas. Klan Zinho son todos los niños que se asombran cuando nos ven, las mamás que bailan o los papás que cargan a sus hijos por cuadras solo para que nos miren. Klan Zinho son todos aquellos que alguna vez han compartido un toque cerca, un abrazo fraterno o que se ha colgado un tambor a la cintura. Klan Zinho son todos los amigos que confían y hablan con amor de nosotros, de nuestras metas, de nuestros sueños, todos los que de una u otra forma se siente orgullosos, de conocernos y saber como amamos lo que hacemos…

Así con las elecciones de vida.