Esa extraña sensación de control, de tener el poder, de saber que está, que estás, que te quedas cerca que puede y debes ceder, no demostrar, de volver a los viejos dichos, las viejas formas, tira y afloja, el llamado se hace corto, a veces eterno, otras memorable.

Cerca como siempre, si te quedas zumbando es fácil, no hagas mucho ruido, si te vas cierra la puerta, si pides silencio mételo fuerte en el bolsillo, empuña la mano y no lo dejes salir.

Sin comentarios, anímate!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.