Estaba en Valpo en algo así como un jardín gigante, de una especie de parron  caía una lluvia, más parecida a la nieve,  al acercarme eran como las hoja de ciruelos que te gustan, fuerte, lleno, como lluvia torrencial  maravillosa, pensé en ti, lo sé, pase mucho rato dando vueltas, me alejé sin dejar de mirar,  agarre el celu para llamar y contarte ya que una foto no haría justicia, estaba en una pequeña loma llamando y una persona me pide permiso para pasar, me di vuelta y en con una carretilla estabas tú, con guantes de trabajador, nos reímos tanto, me reí tanto y me sentí tan contento, en la carretilla llevabas el cambio para las máquinas de café, nos tomamos de la mano y nos fuimos a reír abajo de la cascada de flores, ahí, en ese momento desperté!

Sin comentarios, anímate!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.