Monthly Archives: septiembre 2016

Una cuesta en Chada.

Hace un rato quería ir a mirar de nuevo la Cuesta de Chada, una cuesta  que me interesa para pedalearla en un viaje que sueño hace un rato rumbo a Rancagua en Cleta, quería ver el Tranque donde hace un tiempo se bañó un amigo luego de ver un partido del Popular contra O´higgins, subí, es una cuesta larga y bastante empinada, se debe tener bastante aguante para hacerlo en cleta, me gustó, sobre todo como se ve el valle de Chada desde arriba, la cuesta es angosta y llena de curvas bien cerradas, se debe andar bien atento a todo, si uno se puede parar un rato a observar, claro, la vista vale la subida.

En una de las curvas ya de  bajada me encuentro con un cartel pegado en un árbol y una pequeña bandera con una flor puesta abajo, la vi apenas a la pasada, con un ojo puesto en la curva y otro en el cartel, luego que mi cabeza lo analiza, me paro para poder verlo de cerca, ahí está…lleno de memoria, lleno de recuerdo es pequeño árbol que dice tanto en tan poco… “Aquí fueron fusilados nuestros compañeros campesinos de Escorial” el viaje cambió en un segundo, ya no me importo a qué fui, ni lo hermoso de la ruta, ya queda poco por decir, a veces es mejor callar.

(Buscando información, me encontré con este video sobre los fusilados en Paine)


img_5993

 

 

 

 

 

 

Hay Mapuches & Mapuches. (Nicanor Parra)

 

Hay diferentes órdenes de mapuches
x adopción x raza x astucia
mapuches x conveniencia
mapuches hay x aire de familia
yo por mi parte
Soy un mapuche x derecho propio
mi padre es el Sol
y mi madre es el agua de la vertiente
(la culebra de la vertiente)
estoy en libre plática
pido que se me declare mapuche
no tengo ninguna idea preconcebida
Soy un mapuche x naturaleza
dudo que haya alguien más mapuche que yo.

Acércate…

 

Respirando fuerte pero de paso pausado pasé un fin de semana comiendo y paseando contento, con las manos atadas y  la cintura tomada cerquita de un  rayo de luna, vi sonrisas apuntado al cielo, caminé equilibrando las ganas por un montón de arena mirando el reflejo de la tarde en la laguna de espejo. Caminé otro poco  por un parque, por un cerro y hasta cayó una barricada de camino, pase como paso siempre:  De medio lado, sonriendo de costado, metódico, pausado, agazapado esperando y creando algunos ratos, uno que otro momento.

Los dedos se juntan, los otros, lo míos, la risa viene rauda como la neblina, como el frío mañanero siempre en los puertos, el cariño se esconde tras todas las ganas en la cocina,  capa tras capa, paso tras paso, los detalles llenan la conversa, los datos pasan rápido aportando a la charla, la sonrisa es una constante junto a la sacada de lengua mirando de frente

En un susurro miro por la ventana, veo las luces, pienso en las fotos, en las constantes fotos que hago cuando camino, esos momentos que tanto me gusta conversar, ¡si! me gusta conversar los momentos, atesorarlos con la mano bien cerrada, bien empuñada:

Quiero caminar con arena en las zapatillas, comprar un turrón pa compartir, detenerme y hacer cariño a algún perro flacucho, comer una empanada traída con dedicación y subir tan alto en un resfalín que me de miedo tirame, quiero estar a la micro con alguien que me quiera de compañía y tras un susurro entienda sin miedo todo el mundo que encierra el decir: Acércate…

 

Miguel Enríquez

Hace unos años por ahí encontré este pequeño texto de Miguel Enríquez  militante del MIR en Chile y siempre me ha gustado un montón, con los años ese papel estuvo pegado por bastantes años en un espejo de mi casa y ahora lo he vuelto a recordar:

“Juro que si he de escribir o hacer algo en la vida
será sin temor ni pusilaminidad; sin horror al que dirán;
con la franqueza que salga de mi cerebro;
que ha de ser libre de prejuicio y dogmas.
Si no soy de constitución valiente,
me haré valiente por la vía racional.”

“temo”

Aún acostado… el sol de primavera se asoma por arriba de la pandereta y el árbol del patio pequeño que está completamente florecido, el azul entra a raudales, el aire frío más el canto de algunos pájaros interrumpe el Rap que acá por lo menos siempre suena fuerte, viento, volantines y azul clarito, todo huele a primavera, está que ya está cerquita y que me gusta tanto.

Hoy me levante pensando en un abrazo con olor a mar y en la relación que podría tener  la última frase “a mar” con “temo” de “El secreto de sus ojos” una tontera, pero se me quedó pegada su buen rato dando vueltas por ahí.