Aún acostado… el sol de primavera se asoma por arriba de la pandereta y el árbol del patio pequeño que está completamente florecido, el azul entra a raudales, el aire frío más el canto de algunos pájaros interrumpe el Rap que acá por lo menos siempre suena fuerte, viento, volantines y azul clarito, todo huele a primavera, está que ya está cerquita y que me gusta tanto.

Hoy me levante pensando en un abrazo con olor a mar y en la relación que podría tener  la última frase «a mar» con «temo» de «El secreto de sus ojos» una tontera, pero se me quedó pegada su buen rato dando vueltas por ahí.

Sin comentarios, anímate!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.