Hace unos años por ahí encontré este pequeño texto de Miguel Enríquez  militante del MIR en Chile y siempre me ha gustado un montón, con los años ese papel estuvo pegado por bastantes años en un espejo de mi casa y ahora lo he vuelto a recordar:

«Juro que si he de escribir o hacer algo en la vida
será sin temor ni pusilaminidad; sin horror al que dirán;
con la franqueza que salga de mi cerebro;
que ha de ser libre de prejuicio y dogmas.
Si no soy de constitución valiente,
me haré valiente por la vía racional.»

Sin comentarios, anímate!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.