Hace un rato quería ir a mirar de nuevo la Cuesta de Chada, una cuesta  que me interesa para pedalearla en un viaje que sueño hace un rato rumbo a Rancagua en Cleta, quería ver el Tranque donde hace un tiempo se bañó un amigo luego de ver un partido del Popular contra O´higgins, subí, es una cuesta larga y bastante empinada, se debe tener bastante aguante para hacerlo en cleta, me gustó, sobre todo como se ve el valle de Chada desde arriba, la cuesta es angosta y llena de curvas bien cerradas, se debe andar bien atento a todo, si uno se puede parar un rato a observar, claro, la vista vale la subida.

En una de las curvas ya de  bajada me encuentro con un cartel pegado en un árbol y una pequeña bandera con una flor puesta abajo, la vi apenas a la pasada, con un ojo puesto en la curva y otro en el cartel, luego que mi cabeza lo analiza, me paro para poder verlo de cerca, ahí está…lleno de memoria, lleno de recuerdo es pequeño árbol que dice tanto en tan poco… «Aquí fueron fusilados nuestros compañeros campesinos de Escorial» el viaje cambió en un segundo, ya no me importo a qué fui, ni lo hermoso de la ruta, ya queda poco por decir, a veces es mejor callar.

(Buscando información, me encontré con este video sobre los fusilados en Paine)


img_5993

 

 

 

 

 

 

Sin comentarios, anímate!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.