La Nave Imaginaria en Isla Negra –

Capitán! ¿Permiso para abordar?


Velas y velámenes hinchadas con amor, a babor una idea, a estribor un parlamento, sotavento se mezcla con barlovento, cuerdas con nudos fuertes atados a tantos sueños inconclusos, una forma en la cabeza, tozudo, acusado, apuntado, contra todos, al igual que cerca de todos, como sea, a él nadie le dijo que lo que soñaba era imposible.


Un día de rica brisa nos llevó a “La Nave Imaginaria” esta se encuentra en Isla Negra, (Litoral Central de Chile) muy cerca de la archi recorrida casa de Neruda, una de las tres que la Fundación mantiene no de muy buena manera (Sólo basta ver la Chascona de Stgo).

No sabía mucho sobre esta Nave, googlee un rato y encontré sólo detalles a la imaginación, “visitenla”    “ No se arrepentirán” “ El lugar que me faltaba conocer” “Si quieres volver a ser niño, debes ir” Y así un sin fin de palabras para referirse a este espacio construido a pulso por su progenitor: El Capitán, nombrarlo a él, merece mención aparte, este es un tipo de esos que al toparte sabes que la magia en algunos lugares del mundo existe gracias a ellos, cuando lo escuchas entiendes  con certeza que hay personas que no son para la vida que lleva  la gran mayoría, ellos son  para vivir y construir su propio sistema. Estos amantes de la vida, siempre, de una u otra forma son dignos de mirar, aprender y conocer.

El capitán tiene problemas, los vecinos no quieren a la Nave y no lo quieren a él, como muchas veces pasa, los raros son apuntados y discriminados, en algunas oportunidades maltratados y expulsados, si buscan en  la red te puedes enterar de varias cosas: Muchas buenas, otras tantas bien malas, algunos lo acusan “ Extraordinariamente bizarro” o de ser muy “creativo” otro tantos seguro tienen razón con que se debe regular:

Una de las cosas que me llamó profundamente la atención es que La Capitanía de Algarrobo le asignó un número de registro que acredita que es barco (- RBO-004) y no una casa, con eso  se mantiene a flote en el cemento y contra tanto temporal que quiere sacar a la Nave de su lugar de nacimiento, al final esto es un mero simbolismo, pero que nos hace sentir la magia cerca,  cuando el Capitán te cuenta la historia, no dejas de emocionarte por lo significativo del relato  y más aún lo potente del acto.

La Nave Imaginaria es eso… un espacio para liberar tu cabeza y la vida,  bajo juramento contraído de muy buena gana no queremos hablar de lo que pasa y como pasa, podríamos decir varias cosas dentro de ellas casi las mismas que aparecen en la red, “Debes ir” “ Mágica” “ No dudes…” y un sinfín de etc., poco más podemos aportar, sólo algunos detalles para que la conozcas de mejor manera antes de ir.

Le escribí al Capitán un par de preguntas, acá las responde en profundidad:

¿Que ha sido lo más significativo que te han dicho en este tiempo construyendo tu sueño? 

Recuerdo muchas cosas que me han dicho. Buenas y malas. Con palabras llenas de emoción y admiración como también cargadas de ira e envidia. De ambas hay que aprender. Las primeras te hacen tambalear y te enfrentan a tus egos,  las segundas te fortalecen te permiten anticiparte. Te hacen más fuerte. Eliges un orden de prioridades.

En una bitácora de viajes del 2012 escribieron : El mensaje era lo que necesitaba en este momento. Gracias capitán guiaste mi felicidad.

En una ocasión un niño con mucho respeto y con una seriedad que me asusto me pregunta: Capitán el colegio se dice que usted ya murió?… Que sea un secreto entre usted y yo… conteste. Pude ver como el hielo congelaba su rostro…

Sin embargo  creo que lo más fuerte fue la orden del comandante de puerto de San Antonio al entregarme una donación de la Armada de Chile:  Sus ordenes Capitán: Usted tiene que velar por la seguridad de sus pasajeros. Llévelos a buen vieje y tráigalos sanos y salvo a puerto, nosotros somos caballeros del mar…

Comprenderás que hay muchas más llenas se sabiduría popular. Un pescador me dijo una vez a raíz de tantos problemas que aún tengo por la nave: Un buen Capitán no aprende con un mar en calma.

Suma y sigue incluso con aquellos que no hablan o no ven. Un abrazo con un corazón palpitando a reventarse o una lágrima ahogada de un ex marino .

¿Te consideras un tipo que está cambiando una parte del mundo con tus ideas? 

Si han cambiado las cosas en estos 18 años. Ya se influenció directa o indirectamente al turismo local e internacional. Hoy hablamos incluso de replicar el proyecto nave en otros países por su alcance terapéutico. Han venido de universidades a estudiar el caso en las cátedras de Psicología, Arquitectura, Diseño  y Periodismo, todos informes que me han hecho tomar conciencia de lo que estamos haciendo

¿Ese día te pregunté: ¿Por qué un barco? me lo explicaste, puedes volver a contarme?

Un barco es para viajar. En aquellas épocas era a lo desconocido con una tierra plana y con un Kraken esperando. La aventura de revelar tu propio camino. Seguir la intuición. Eso que el ser humano tiene tan atrofiado. Creer que puedes descubrir un mundo nuevo desde dentro. El mundo se crea al filo de tus manos.

¿Que ha sido lo más importante al aprender sobre barcos? qué te  ha sorprendido de ellos? 

Los barcos tienen vida, laten, se mueven, hablan en susurros. Eres tu quien cuidará del velamen y las jarcias. En un barco, la tripulación confía en su capitán y viceversa. Aprendes a establecer un orden de prioridades que no siempre tiene que ver con tus gustos personales. Hay que hacer lo que es debido. Durante el viaje también aprendes. Aunque parece igual siempre es diferente. Es lo que lo hace espontaneo. Es lo que te mantiene alerta frente a las tormentas o cuando no hay viento.

¿Con todo lo que haces, eres feliz!? 

Ser feliz?? Uf!! He aprendido que la vida se hace de momentos felices. Los otros son parte de la trama que te van forjando como el hierro a martillazos. Sin llegar al masoquismo por su puesto.  Hay un equilibro oriental en esto. Tomar el camino del medio recomienda el libro del I Ching. Sin dejarse engañar por esos dos grandes impostores: la fortuna y la desdicha.

Puedes buscar en Youtube algunos buenos reportajes.

Lleva ropa holgada

¿Pueden ir niños? Claro, sin problema

Si vas en grupo debes avisar antes: naveimaginaria@yahoo.es

La entrada: Aporte conciente.

Para cerrar, al ir  debes tener ganas, ganas de dejar de ser adulto y volver a ser el otro, él que muchas veces olvida  jugar.

 

 

 

Sin comentarios, anímate!