Monthly Archives: septiembre 2017

Extintor – Colo Colo

Llevo tantos años asistiendo al estadio que he estado en cientos de salidas del popular a la cancha, unas han sido hermosas, otras tristes o deslucidas, he visto algunas con protestas, sin la GB en el lado norte, de brazos caídos, con y sin bombos, hemos alentando sólo con las palmas, he ayudado a levantar lienzos de burla o recoger y pasar banderas, he visto paños gigantes con publicidad además de ver como pasan los fuegos artificiales, el vino y las bombas de humo o de ruido, vi cuando lanzaron una gallina a la cancha, he estado cuando comienzan los partidos tarde por barristas en la reja, o cuando la nube blanco y negra es potente con cientos de extintores por todos lados, he saltado y cantado al ritmo de las bandas de bronce y picado papel por días y días sólo para el minuto de la salida del cuadro albo…

He tenido mi polera al viento, con frío, lluvia o calor,he estado en partidos al medio día, por la tarde o de noche, he seguido al popular por el norte, sur y centro de Chile… cada vez que veo una salida pienso en la canción “el día que me muera me vas a escuchar” y cuando eso pase quiero que me incineren, que me metan en un extintor y me lleven a la cancha para una salida del popular, esa será mi mejor y mayor muestra de amor a Colo Colo, salir con él a la cancha.

#todossomosmestizos

“Todo el mundo tiene dos progenitores, cuatro abuelos, ocho bisabuelos, 16 tatarabuelos, etc. Por cada generación que retrocedamos, tendremos el doble de antepasados directos. Cabe advertir que este problema guarda mucha semejanza con el del ajedrez persa.
Si, por ejemplo, cada 25 años surge una nueva generación, entonces 64 generaciones atrás serán 64 x 25 = 1.600 años, es decir, justo antes de la caída del Imperio Romano.
De este modo, cada uno de los que ahora vivimos tenía en el año 400 unos 18,5 trillones de antepasados directos…, o así parece. Y eso sin hablar de los parientes colaterales.
Ahora bien, esa cifra supera con creces la población de la Tierra en cualquier época: es muy superior incluso al número acumulado de seres humanos nacidos a lo largo de toda la historia de nuestra especie. Algo falla en nuestro cálculo. ¿Qué es?
Bueno, hemos supuesto que todos esos antepasados directos eran personas diferentes. Sin embargo, no es ése el caso. Un mismo antepasado se encuentra emparentado con nosotros por numerosas vías diferentes. Nos hallamos vinculados de forma repetida y múltiple con cada uno de nuestros parientes, y muchísimo más con los antepasados remotos.
Algo parecido sucede con el conjunto de la población humana. Si retrocedemos lo suficiente, dos personas cualesquiera de la Tierra encontrarán un antepasado común. (…) Cuando dos personas proceden de una misma nación o cultura, o del mismo rincón del mundo, y sus genealogías están bien trazadas, es probable que se acabe por descubrir a su último antepasado común.
En cualquier caso, las relaciones están claras: todos los habitantes de la Tierra somos primos.”

Carl Sagan

*Imagen de referencia (Mil Tambores)