2012 viaje a Valpo:

…en cada salida de túnel el frío era rudo, pero las cientos de luciérnagas que veías bajando a todo lo que les permitía su cleta era mágico y bello. Titilando la luces traseras parecía miles de bichitos en el aire que te invitaban a pedalear para pronto alcanzarlas, una vez que pasabas a alguno, dos te pasan a ti, a ese ritmo el frío prontamente pasaba a segundo plano y lo único que querías era viajar más cerca del viento…

Sin comentarios, anímate!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.