Me siento como tantas veces en la pequeña terraza de afuera de mi casa, agua helada en una botella, Kindle y el celu, mi mouse está conectado por bluetooth (que nunca sé cómo se escribe) y pienso desde cuando que uso tanta “tecnologia” – sé que no voy a la vanguardia y que seguro existen muchas mejores cosas que las que tengo, pero todos estos “gadgets” siempre me sorprenden, incluyendo la botella de agua. Esta fresquito como nos gusta decir a los chilenos -eso ha sido chistoso, he estado con extranjeros varias veces y siempre me piden que hable como “chileno- Así con el “pho” y en chiquitito… que risa ha sido descubrir lo raro y mal que hablamos, a unos amigos en brasil siempre les parecio “lindo”.

Hace más de un mes que no escribia ni posteaba nada en el blog, ya son más de 10 años que lo tengo y a veces pienso que se ha transformado en una tremenda bitácora de vida, no olvido que lo abrí en una época que me sentia desdichado y sólo, al final fue donde volqué las ganas de escribir y soñar, a veces releo cosas y me gustan, como otras que no me parecen nada de buenas, pero entendí que así es la vida, la mía y la de todos— con altos y bajos, unos bien altos, y otros bien bajos…

Feliz y bienvenido 2018, siempre vamos por más!

Ya nos leemos!