Un detalle:

“No es culto aquel quien distingue cada golpe, cada ritmo, sino aquel quien sabe apreciarlos y darles su significado… No es buen músico aquel que simplemente se concentra a tocar bien, es mejor aún aquel que aprende a compartir con otros lo que sabe…”

Esquina Tinta

Hace unos días caminando rumbo a tomar un colectivo, de lejos sonaron unos bronces, quería correr a ver quien estaba tocando, era cerca de la media noche y estaban tocando en un sector bien “malo”, estrecha la vereda y con muchos autos pasando cerca, igual nada de eso quito lo bien que sonaban, la armonía que tenían y la onda entre ellos, los escuche un buen rato viéndolos disfrutar con el arte en conjunto que hacen!

Acá un video de esa presentación:

Opera

Hace unos días (2 de abril 2017) me fui a tomar un café con Santiago Aguilar, director de Mil Tambores, estabamos en plena conversación sobre este carnaval 2017 y de repente entra un par de artistas, ponen sus cosas, afinan un poco y comienzan a cantar, explican lo que hacen, lo que son y que ese momento es parte de una intervención permanente de parte del Centro Cultural Ex Cárcel, yo que nunca he ido a ver Ópera a algún teatro, me quede sorprendido… acá un pequeño registro.

 

Loro Tricahue / Monte Patria

Caminando por Monte Patria (Cerca de Ovalle, como a seis horas de Stgo) me encontré con un espectaculo digo de compartir, cientos y cientos de loros en la ciudad, me contaron  que está prohibido cazarlos (50UTM) y que andan libres por donde quieran, acá un pequeño video y un par de fotos de este loro “Argentino” que se asentó en Chilito.

 

The Time Of Color Renca.

Caminamos apurados, nos enlazamos y buscamos donde ver el baile callejero, la música estridente nos llevó bailando a una cancha esperando la lluvia de color, la brisa arcoiris nos invadió por todos lados, contentos nos reímos, contentos nos lanzamos agua al final, acá una pequeña muestra, pa la otra no duden en ir, en vivir un rato contentos.

Video:

Dundu: Luz de Vida en Pte Alto

Hablando con al Danny surgió la idea de ir a ver Dundu al frontis de la Municipalidad de Pte Alto, no me dejó de sorprender la magia y el trabajo comunitario para generar arte de esta dimensión, ver a cinco  artistas coordinamos y mancomunados para que uno vea emociones a través de uno de estos gigantes siempre me emociona y sorprende.

La Nave Imaginaria en Isla Negra –

Capitán! ¿Permiso para abordar?


Velas y velámenes hinchadas con amor, a babor una idea, a estribor un parlamento, sotavento se mezcla con barlovento, cuerdas con nudos fuertes atados a tantos sueños inconclusos, una forma en la cabeza, tozudo, acusado, apuntado, contra todos, al igual que cerca de todos, como sea, a él nadie le dijo que lo que soñaba era imposible.


Un día de rica brisa nos llevó a “La Nave Imaginaria” esta se encuentra en Isla Negra, (Litoral Central de Chile) muy cerca de la archi recorrida casa de Neruda, una de las tres que la Fundación mantiene no de muy buena manera (Sólo basta ver la Chascona de Stgo).

No sabía mucho sobre esta Nave, googlee un rato y encontré sólo detalles a la imaginación, “visitenla”    “ No se arrepentirán” “ El lugar que me faltaba conocer” “Si quieres volver a ser niño, debes ir” Y así un sin fin de palabras para referirse a este espacio construido a pulso por su progenitor: El Capitán, nombrarlo a él, merece mención aparte, este es un tipo de esos que al toparte sabes que la magia en algunos lugares del mundo existe gracias a ellos, cuando lo escuchas entiendes  con certeza que hay personas que no son para la vida que lleva  la gran mayoría, ellos son  para vivir y construir su propio sistema. Estos amantes de la vida, siempre, de una u otra forma son dignos de mirar, aprender y conocer.

El capitán tiene problemas, los vecinos no quieren a la Nave y no lo quieren a él, como muchas veces pasa, los raros son apuntados y discriminados, en algunas oportunidades maltratados y expulsados, si buscan en  la red te puedes enterar de varias cosas: Muchas buenas, otras tantas bien malas, algunos lo acusan “ Extraordinariamente bizarro” o de ser muy “creativo” otro tantos seguro tienen razón con que se debe regular:

Una de las cosas que me llamó profundamente la atención es que La Capitanía de Algarrobo le asignó un número de registro que acredita que es barco (- RBO-004) y no una casa, con eso  se mantiene a flote en el cemento y contra tanto temporal que quiere sacar a la Nave de su lugar de nacimiento, al final esto es un mero simbolismo, pero que nos hace sentir la magia cerca,  cuando el Capitán te cuenta la historia, no dejas de emocionarte por lo significativo del relato  y más aún lo potente del acto.

La Nave Imaginaria es eso… un espacio para liberar tu cabeza y la vida,  bajo juramento contraído de muy buena gana no queremos hablar de lo que pasa y como pasa, podríamos decir varias cosas dentro de ellas casi las mismas que aparecen en la red, “Debes ir” “ Mágica” “ No dudes…” y un sinfín de etc., poco más podemos aportar, sólo algunos detalles para que la conozcas de mejor manera antes de ir.

Le escribí al Capitán un par de preguntas, acá las responde en profundidad:

¿Que ha sido lo más significativo que te han dicho en este tiempo construyendo tu sueño? 

Recuerdo muchas cosas que me han dicho. Buenas y malas. Con palabras llenas de emoción y admiración como también cargadas de ira e envidia. De ambas hay que aprender. Las primeras te hacen tambalear y te enfrentan a tus egos,  las segundas te fortalecen te permiten anticiparte. Te hacen más fuerte. Eliges un orden de prioridades.

En una bitácora de viajes del 2012 escribieron : El mensaje era lo que necesitaba en este momento. Gracias capitán guiaste mi felicidad.

En una ocasión un niño con mucho respeto y con una seriedad que me asusto me pregunta: Capitán el colegio se dice que usted ya murió?… Que sea un secreto entre usted y yo… conteste. Pude ver como el hielo congelaba su rostro…

Sin embargo  creo que lo más fuerte fue la orden del comandante de puerto de San Antonio al entregarme una donación de la Armada de Chile:  Sus ordenes Capitán: Usted tiene que velar por la seguridad de sus pasajeros. Llévelos a buen vieje y tráigalos sanos y salvo a puerto, nosotros somos caballeros del mar…

Comprenderás que hay muchas más llenas se sabiduría popular. Un pescador me dijo una vez a raíz de tantos problemas que aún tengo por la nave: Un buen Capitán no aprende con un mar en calma.

Suma y sigue incluso con aquellos que no hablan o no ven. Un abrazo con un corazón palpitando a reventarse o una lágrima ahogada de un ex marino .

¿Te consideras un tipo que está cambiando una parte del mundo con tus ideas? 

Si han cambiado las cosas en estos 18 años. Ya se influenció directa o indirectamente al turismo local e internacional. Hoy hablamos incluso de replicar el proyecto nave en otros países por su alcance terapéutico. Han venido de universidades a estudiar el caso en las cátedras de Psicología, Arquitectura, Diseño  y Periodismo, todos informes que me han hecho tomar conciencia de lo que estamos haciendo

¿Ese día te pregunté: ¿Por qué un barco? me lo explicaste, puedes volver a contarme?

Un barco es para viajar. En aquellas épocas era a lo desconocido con una tierra plana y con un Kraken esperando. La aventura de revelar tu propio camino. Seguir la intuición. Eso que el ser humano tiene tan atrofiado. Creer que puedes descubrir un mundo nuevo desde dentro. El mundo se crea al filo de tus manos.

¿Que ha sido lo más importante al aprender sobre barcos? qué te  ha sorprendido de ellos? 

Los barcos tienen vida, laten, se mueven, hablan en susurros. Eres tu quien cuidará del velamen y las jarcias. En un barco, la tripulación confía en su capitán y viceversa. Aprendes a establecer un orden de prioridades que no siempre tiene que ver con tus gustos personales. Hay que hacer lo que es debido. Durante el viaje también aprendes. Aunque parece igual siempre es diferente. Es lo que lo hace espontaneo. Es lo que te mantiene alerta frente a las tormentas o cuando no hay viento.

¿Con todo lo que haces, eres feliz!? 

Ser feliz?? Uf!! He aprendido que la vida se hace de momentos felices. Los otros son parte de la trama que te van forjando como el hierro a martillazos. Sin llegar al masoquismo por su puesto.  Hay un equilibro oriental en esto. Tomar el camino del medio recomienda el libro del I Ching. Sin dejarse engañar por esos dos grandes impostores: la fortuna y la desdicha.

Puedes buscar en Youtube algunos buenos reportajes.

Lleva ropa holgada

¿Pueden ir niños? Claro, sin problema

Si vas en grupo debes avisar antes: naveimaginaria@yahoo.es

La entrada: Aporte conciente.

Para cerrar, al ir  debes tener ganas, ganas de dejar de ser adulto y volver a ser el otro, él que muchas veces olvida  jugar.

 

 

 

Mis videos más vistos en Youtube:

Llevo un poco más de 10 años subiendo contenido a Youtube, voy en más de 400 videos, algunos han tenido éxito y otro no, acá dejo los tres que más visitas tienen:

Venía en dirección a Pte desde Metro Santa Isabel y me encontré con estos raperos, ellos pedían una palabra y rapeaban con ella, por ahora se llevan el nº 1 con : 654,598 visitas

En el 2007 la Garra Blanca mostró su poder de organización y armó una tremenda salida frente a la U de Chile, esto pasó cuando el equipo ya estaba jugando, la GB  comenzó a cantar y lanzar la pirotecnia, ese día se levantó un lienzo que decía: Contra Equipo Chico Llegamos Tarde: 137,792 Visitas

Junto con uno de los amigos de Klan Zinho queríamos realizar un aporte al movimiento carnavalero, ante eso  él realizó un video explicativo de 15 minutos de como hacer un mazo o maceta para tocar percusión, luego  me lo entregó y lo edité para que quedara de 5: 37,  hasta hoy ha tenido éxito y muchos son los que han aprendido a realizar o perfeccionar este tipo de implementos.  Este tiene: 75,383 visitas

El canal @emilioelmago tiene en total  1,617,125 reproducciones.

Más

Más motes con yapa, caminatas con los amigos, más risas compartidas, viajes, carnavales y fiestas callejeras.

Más viejos amigos y más nuevos amigos, más conversas hasta tarde, más playa, campo, cerros, ciudades y viajes inciertos.

Más música, ganas y besos, más canciones desafinadas a todo pulmón en el estadio, más abrazos compartidos y emociones divididas.

Más amor, amores, Fifa con los amigos y pedaleos nocturnos en cleta

Quiero más confianza en las ideas, más risas callejeras y más arroz con tomate de la Yaya.

La Mirada del Hincha

Hace unas semanas para la final de la Copa Chile, armé un pequeño video con un par de imagenes de como voy a veces al estadio monumental, acá lo dejo para que lo miren:

“Uno puede cambiar de idea varias veces”

“Uno puede cambiar de idea varias veces. Sobre todo si abundan los tíos y los primos grandes, dispuestos a comprar con pelotas y camisetas la fidelidad de un corazón novato. Pero una vez que uno llora por un cuadro, la cosa está terminada. Ya no hay vuelta. No hay caso. De la alegría se puede volver, tal vez. Pero no de las lágrimas.”

Eduardo Sacheri. “La vida que pensamos”.

Eduardo Sacheri.

“Pero ahora la gente saltaba. Y yo sentí esa sensación indescriptible de estar en una cancha envuelto por el canto de la hinchada nuestra, el vértigo del piso moviéndose bajo los pies y ese canto que cinco mil tipos vociferan desafinados pero que todo junto suena precioso, como si hubiesen estudiado música.”

Eduardo Sacheri. “La promesa” en “La vida que pensamos”.

Canción nueva Garra Blanca 2016

“Colo Colo es mi pasión lo llevo en el corazón,
Aunque tu vayas perdiendo yo estaré sobre el tablón

Es la vida que elegí, soy del Albo hasta morir,
Cuando sales a la cancha el corazón vuelve a latir”

Cacique desde chico yo te vengo a ver
Colo Colo te llevo en la piel, para ti siempre estaré”

El arte…

“Es que si no es para educar, o elevar el espíritu del otro, el arte no tiene sentido más que alimentar tu ego de artista”

Atemporal

Se vieron de lejos, todo parece de película, se ven, no se reconocen a la primera, levantan y bajan la cabeza pensando y se piensan, se recuerdan y vuelven a mirar, ahí la sonrisa es corta y simple, llena de momentos de niñez  cargados a los sentimientos pueriles y románticos.

Se acercan a pasos gigantes, alguien les canta en la oreja, no importa, son pocas estaciones, rápido pasa el mundo, rápido pasa el momento, se sonríen, se cuentan una vida  en minutos, las ganas quedan cerca de saber quedan cerca, se sonríen pestañeando rápido, se él recuerda un paso  juntos en una esquina, se recuerda en nunca coincidir en cuando se gustaron, uno si, el otro no, el otro si, el otro no… como sea, siempre de niños se han querido, a su manera, lejana y distante…

Al pensar una parte de su historia, un pedazo construido con cartas de papel  fue sellada con un beso adolescente robado en una  esquina llamada Accuarela,  frente a la plaza de Pte Alto…

Arrebol…

Caminaron una infinidad de cerros y llanuras, se tomaban del dedo pequeño de la mano cada vez que alguno quedaba unos pasos por detrás, sus conversaciones en pocas ocasiones eran finitas, pasaban de la risa a la charla cómo los niños saltando posas después de la lluvia, a veces se detenían a mirar un pájaro volar o escribir un poco en la pequeña libreta que llevaban, donde anotaban cada uno de los olores que siempre los envolvía haciendo revolotear mariposas a su pasar.

Juntos degustaban el sabor de la primavera, sopesando muy bien a qué sabe el viento, la brisa marina y el sol que aparecía siempre entre tanta alegría compartida.

A veces su pulso se sincronizaba haciendo alguna pirueta, corrían descalzos hablando del placer de pisar la arena cerca del mar, el tiempo delimitaba su andar y a veces dormían caminando meciéndose en algún tiempo lunar.

La intriga los inundaba pensando en degustar, a veces se preguntaban a qué sabían cuando sonreían, cuando hablaban o cuando se confundían en un solo pensar, uno de ellos un día mirando de medio lado al pasar preguntó: A que sabemos? el otro respirando profundo respondió : Sabemos… sabemos a arrebol.

Que lindo color.

A que sabemos pregunto? y casi de inmediato le respondieron: Sabemos a arrebol.

No hace falta mucho…

 

“Mi padre me decía que para hacer feliz a una mujer no hace falta mucho… es decir, – se explicaba mejor-, no se necesita mucho esfuerzo, pero se necesita mucha pasión.
No hace falta mucho dinero, pero necesitan de la creatividad.
Llévala a pasear, me decía.

Llévala a los callejones de la ciudad.
Llévala a mirar las cosas pequeñas, a ver cómo las viejitas riegan los balcones. Que las caminatas ayudan, también a enamorarse de más, me decía. Porque cuando se camina, los pensamientos estúpidos fluyen y sólo queda el presente, la belleza del día, ustedes dos.

Luego, llévala a tomar un aperitivo, me decía. Esa será la prueba del nueve. Tomar un buen aperitivo juntos, descansen de la caminata, beber y comer, ríanse, demonios…. hazla reír.
Y si después el aperitivo te dice:

“yo todavía tengo hambre, vamos a cenar?”
Entonces significa que esa persona está realmente bien contigo.
Es feliz, me decía. Porque una mujer, cuando está bien, siempre tiene hambre….”

Texto: Anónimo.

Una cuesta en Chada.

Hace un rato quería ir a mirar de nuevo la Cuesta de Chada, una cuesta  que me interesa para pedalearla en un viaje que sueño hace un rato rumbo a Rancagua en Cleta, quería ver el Tranque donde hace un tiempo se bañó un amigo luego de ver un partido del Popular contra O´higgins, subí, es una cuesta larga y bastante empinada, se debe tener bastante aguante para hacerlo en cleta, me gustó, sobre todo como se ve el valle de Chada desde arriba, la cuesta es angosta y llena de curvas bien cerradas, se debe andar bien atento a todo, si uno se puede parar un rato a observar, claro, la vista vale la subida.

En una de las curvas ya de  bajada me encuentro con un cartel pegado en un árbol y una pequeña bandera con una flor puesta abajo, la vi apenas a la pasada, con un ojo puesto en la curva y otro en el cartel, luego que mi cabeza lo analiza, me paro para poder verlo de cerca, ahí está…lleno de memoria, lleno de recuerdo es pequeño árbol que dice tanto en tan poco… “Aquí fueron fusilados nuestros compañeros campesinos de Escorial” el viaje cambió en un segundo, ya no me importo a qué fui, ni lo hermoso de la ruta, ya queda poco por decir, a veces es mejor callar.

(Buscando información, me encontré con este video sobre los fusilados en Paine)


img_5993

 

 

 

 

 

 

Hay Mapuches & Mapuches. (Nicanor Parra)

 

Hay diferentes órdenes de mapuches
x adopción x raza x astucia
mapuches x conveniencia
mapuches hay x aire de familia
yo por mi parte
Soy un mapuche x derecho propio
mi padre es el Sol
y mi madre es el agua de la vertiente
(la culebra de la vertiente)
estoy en libre plática
pido que se me declare mapuche
no tengo ninguna idea preconcebida
Soy un mapuche x naturaleza
dudo que haya alguien más mapuche que yo.

Acércate…

 

Respirando fuerte pero de paso pausado pasé un fin de semana comiendo y paseando contento, con las manos atadas y  la cintura tomada cerquita de un  rayo de luna, vi sonrisas apuntado al cielo, caminé equilibrando las ganas por un montón de arena mirando el reflejo de la tarde en la laguna de espejo. Caminé otro poco  por un parque, por un cerro y hasta cayó una barricada de camino, pase como paso siempre:  De medio lado, sonriendo de costado, metódico, pausado, agazapado esperando y creando algunos ratos, uno que otro momento.

Los dedos se juntan, los otros, lo míos, la risa viene rauda como la neblina, como el frío mañanero siempre en los puertos, el cariño se esconde tras todas las ganas en la cocina,  capa tras capa, paso tras paso, los detalles llenan la conversa, los datos pasan rápido aportando a la charla, la sonrisa es una constante junto a la sacada de lengua mirando de frente

En un susurro miro por la ventana, veo las luces, pienso en las fotos, en las constantes fotos que hago cuando camino, esos momentos que tanto me gusta conversar, ¡si! me gusta conversar los momentos, atesorarlos con la mano bien cerrada, bien empuñada:

Quiero caminar con arena en las zapatillas, comprar un turrón pa compartir, detenerme y hacer cariño a algún perro flacucho, comer una empanada traída con dedicación y subir tan alto en un resfalín que me de miedo tirame, quiero estar a la micro con alguien que me quiera de compañía y tras un susurro entienda sin miedo todo el mundo que encierra el decir: Acércate…

 

Miguel Enríquez

Hace unos años por ahí encontré este pequeño texto de Miguel Enríquez  militante del MIR en Chile y siempre me ha gustado un montón, con los años ese papel estuvo pegado por bastantes años en un espejo de mi casa y ahora lo he vuelto a recordar:

“Juro que si he de escribir o hacer algo en la vida
será sin temor ni pusilaminidad; sin horror al que dirán;
con la franqueza que salga de mi cerebro;
que ha de ser libre de prejuicio y dogmas.
Si no soy de constitución valiente,
me haré valiente por la vía racional.”

“temo”

Aún acostado… el sol de primavera se asoma por arriba de la pandereta y el árbol del patio pequeño que está completamente florecido, el azul entra a raudales, el aire frío más el canto de algunos pájaros interrumpe el Rap que acá por lo menos siempre suena fuerte, viento, volantines y azul clarito, todo huele a primavera, está que ya está cerquita y que me gusta tanto.

Hoy me levante pensando en un abrazo con olor a mar y en la relación que podría tener  la última frase “a mar” con “temo” de “El secreto de sus ojos” una tontera, pero se me quedó pegada su buen rato dando vueltas por ahí.

Tu eres mi carnaval.

Me miraron de soslayo, yo gesticulando tanto que hasta me mareaba explicando, la sonrisa era amplia y se veían todos los dientes brillando de alegría, me movía intentando decir  que era pa mí, que sentía y a que se debía que participará con mi tambor o mis ganas a cuestas por  tantos y tantos años, nos trenzamos en un doblez de abrazos apretados,  nos esforzamos por quedarnos así por siempre, pero la verborrea seguía insistiendo, mis palabras no daban para mostrar tantos colores, ni me alcanzaban los adjetivos para describir las sonrisas que tanto me gustan, pausada  me toma los hombros en su diminuta cocina, me hace callar manteniendo la mirada, yo entiendo que debo callar y dice… tú eres mi carnaval.

La cosa va así

Lo encontré por ahí y me gusto, esta  entre comillas ya que no es mío:

“Le haces el amor,
te la coges,
te la das,
¿y qué sigue?
Sigue cada uno cambiarse de ropa,
tomar una ducha
porque aún hueles a piel ajena.
Si es motel, cada uno por su lado.
Si es tu casa, toca tender las sábanas.
Si la quieres,
le preparas el desayuno.
Si aún no la quieres,
síguetela cogiendo,
eventualmente le tomarás cariño.
Si aún no sabes cómo le gusta el café,
cómo le gustan los besos,
sus zonas sensibles,
si no sabes
esos problemas que la acogen,
sus miedos más profundos
o sus sueños,
en definitiva, aún no te la coges lo suficiente.
Si se va de madrugada
o en la mañana,
no te confundas,
no lo hace por protocolo
o porque esté ocupada,
simplemente no tiene ganas de quedarse.
Si compartes cama con una mujer
y no vuelve,
algo estás haciendo mal
y no tiene nada que ver
con el tamaño de tu miembro
o cómo coges,
sino quizás no la comprendes,
no la escuchas,
no la haces reír
o no se siente segura contigo.
Es que así es,
hasta las que se autodenominan putas
tienen al menos una cama
a la que siempre regresan,
una casa donde pueden despertar
con su desayuno favorito,
un café,
una sonrisa
y la seguridad de que ahí,
siempre será bienvenida.
A las mujeres siempre hay que tratarlas con cariño,
aunque digan que no le gustan esas cosas,
aunque se las den de muy cabronas.
La cosa va así,
te la coges como si la odiaras,
pero despiertas como si la amarás,
pregúntale cómo le gusta el café
y pídele que se quede,
que hay mucho tráfico,
que afuera está lloviendo
o yo qué sé.
Invéntate una excusa cualquiera,
ofrece una de tus camisas como pijama,
recuéstate a su lado,
dale su café,
mírala a los ojos
y hazle preguntas hasta que te canses.
Te puedo asegurar,
que una vez que empiece,
no vas a hacer que se calle,
porque siempre se la habían cogido y ya
ningún hombre se preocupó por la mañana.
Eventualmente tendrá que irse como todo lo bueno que llega a nuestra vida,
y se irá con los ojos brillando,
con una sonrisa que no se la aguantará nadie.
Regresarás a tus hábitos,
a tus quehaceres,
a tu vida que ahora se siente diferente,
pero no pasará mucho tiempo,
tu teléfono vibrará
y será ella en forma de mensaje,
un mensaje que las cabronas no mandan:
“Te extraño”,
así a secas,
y no sabes cuánto le costó escribirlo.
Entonces tiendes tu cama,
preparas la cafetera
y sonríes
porque es inevitable
no quererla,
aunque sea un poquito. ?”

— C. Cortés.

Terraza

Me gustaría estar escribiendo esto  sentando mirando el mar en una terraza, con un jugo de piña y el viento fresquito dándome en la cara, seguro el texto andaría más lejos en lo que escribo pensando en un mar que siempre escucha junto al ronroneo de las olas que tanto me gusta.

El viento salado,  la libreta lista el mirar de reojo todo lo que pasa, de paso pausado si así lo pide el momento,  me gusta caminar siempre, es mi opción preferida al moverme por el mundo, más si esto es en compañía que me agrade, tengo amigos con los cuales camino horas y nos sigue faltando camino para continuar la charla y la vida, esa vida que se nos va en tantas palabras dichas con cariño, tristezas y  risas.

A veces quiero caminar descalzo, sentir la arena, el pasto y la cerámica heladita.

Mil Tambores, mil corazones.

“Un día podrán terminar con Mil tambores , los carnavales, las fiestas ciudadanas. FValpoueron capaces de bombardear la moneda, de todo son capaces esos mismos , pero renacerá nuevamente , con otro nombre con otros ritmos y más colores, la humanidad siempre, siempre encontrará la forma de expresar su felicidad,para eso venimos al mundo, a ser felices, los Estados y los gobiernos , pueden o no comprender la importancia de la fiesta y eso al pueblo no le importa, el pueblo siempre baila y canta, así se inventaron las fiestas de toque a toque, así resistió la cueca…”

Santiago Aguilar, director Mil Tambores

Ismael Serrano

Hace ya como diez años o más me presentaron para escuchar a Ismael Serrano, como siempre me pasa con los trovadores son muy lentos para lo que me gusta, ahora las historias son tremendas, pero tengo la certeza que si fueran rapeadas me gustarían “caleta” de mucho!

Tengo la certeza que con  alguna chica comencé a escuchar y eso se ha repetido con los años, a las mujeres les gusta mucho más que a los hombres, por lo mismo, sólo desarrolle un gusto particular por un par de canciones que me gustan mucho,  una de ellas es “Recuerdo” con ella me ha pasado que me escucho… (Que seguro le pasa a muchos) eso es lo que hacen los artistas, hace que nos identifiquemos de alguna manera con sus letras, eso me gusta, me siento  parte de la canción y en varios pasajes pienso que la escribí yo, acá la dejo:

“Más viejo y más cansado vuelvo a mi asiento,
aburrido vigilo las caras de los viajeros,
compañeros en la rutina y en los bostezos”

Thas 70s Show

Hace un par de semanas que estoy viendo una serie de nombre: Thas 70s show, son 8 temporadas y el del 2005, me ha hecho reír varias veces y una de las cosas que me gusta es el coro de la canción con la que se abren los capítulos, la busqué y encontré que es un remake de otra antigua canción, acá la dejo:

Qué sentido nos da.

Me preguntan si me veo haciendo otra cosa, si pudiera ser otro lo sería?

Es difícil responder eso, hace unos años recuerdo cuando estudiaba periodismo que saque las cuentas junto a una amiga y dije: Para el 2010 estaré en el mundial reporteando para algún medio, nada más alejado a lo que paso y a lo que quería, ni siquiera sé bien porqué lo dije, en ese tiempo tenía claro que no quería ser periodista deportivo, sólo por pensar que no quería hablar mal de mi equipo preferido nunca.

Hoy me veo haciendo otras cosas? me gustaría tener un grupo de rap y poder cantar lo que escribo, me gustaría andar en skake, hacer surf y sky para tomar videos pulentos de las piruetas que hago, me gustaría saber más conceptos estéticos para hacer clips y editar buenos videos, me gustaría andar de viaje con sólo una mochila por el mundo, además me gustaría aprender a tocar la armónica y así suma y sigue, a veces pienso que me debería haber dedicado al 100% a seguir haciendo magia y desarrollando el personaje, pero no, aquí estoy, enseñando malabares, tocando batu, mirando magia y comenzando a administrar un pedazo de libertad en la nueva casa cultural Mestiza, esta pedazo de mi vida, justo ahora, se llama: Aprendiendo.